Alfombras

Prepará un shampoo casero con 250cc de agua y 2 cucharas de detergente ó ¼ taza de jabón en polvo y una cucharada de amoniaco. Batilo bien y usá la espuma para lavar la alfombra. Intentá no oler la preparación y usá guantes.

Grasa en alfombras
Si es una mancha reciente, primero absorbé el grueso con un papel secante. Después aplicá benzol y polvos de talco sobre la zona y dejá que vayan absorbiendo la mancha. Por último, cuando casi no quede nada, aplicá un trozo de papel de seda blanco y pasá la plancha caliente por encima.

Limpieza de alfombras o moquette
Lo mejor es aspirarla, tomar el centro de la alfombra como referencia e ir hacia los bordes, a pelo y contrapelo. También podés cepillarla o golpearla con una palmeta del derecho y del revés para sacarle el polvo y la tierra. Luego prepará una solución de ½ taza de jabón en polvo, 1 cucharadita de amoníaco y 250cc de agua tibia; batí, usá guantes y tapate la boca, el olor es muy fuerte. Con la espuma de la solución limpiá la alfombra, enjuagá con un paño mojado con agua y un chorrito de vinagre de alcohol muy torcido y secá al aire, sin sol para evitar que pueda amarillear. Después la podés mantener con limpieza en seco, rociándola con bicarbonato de noche y sacudiéndola a la mañana siguiente.

Alfombras de yute
Se limpian con una solución de ½ litro de agua fría con 2 cucharadas de detergente líquido y 3 cucharadas de amoníaco. Es muy fuerte, usá guantes y tapaboca. El amoniaco se puede sustituir por la misma cantidad de vinagre de alcohol. Lo importante es hacerle un enjuague con agua y sal, para cada taza de agua fría dos cucharadas de sal.